No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Molestias íntimas: Cuidado con las infecciones vaginales

Molestias íntimas: Cuidado con las infecciones vaginales

La vagina tiene que mantener un estado de acidez, que da las condiciones naturales para que los microorganismos que la habitan estén en perfecto balance. Si por algún motivo el nivel normal de acidez cambia, este balance se pierde y se producen las condiciones ideales para el crecimiento rápido y sin control de microorganismos, produciéndose así una infección vaginal.

Las infecciones vaginales consisten en la invasión y multiplicación de microorganismos en los tejidos de la vagina. Pueden ser producidas por diferentes microorganismos como la gardnerella vaginalis (bacteria), la trichomona (protozoo) o la cándida albicans (hongo). Otras causas menos frecuentes son la Neisseria gonorrhoeae (gonorrea), y el herpes.

Picor constante

Los síntomas más comunes son la irritación, el picor, el ardor y los cambios en las secreciones vaginales.

  • La infección por gardnerella tiende a producir una secreción vaginal blanca, gris o de color amarillo turbio, con un olor fétido o a pescado. Puede haber prurito o irritación vulvar, pero, por lo general, no son muy pronunciados.
  • La infección por tricomonas se caracteriza por una secreción purulenta, acuosa y grisácea, frecuentemente de mal olor y picor.
  • La infección por cándida albicans, es la más frecuente y cursa con secreción vaginal de color blanco amarillento, con formación de grumos, prurito de la vulva con ardor y enrojecimiento de la zona.

¿Por qué se producen?

Las causas más frecuentes de aparición de las infecciones vaginales son:

  • Por una mala higiene.
  • Con la aparición de la menopausia: al final de la época reproductiva de la mujer se producen una serie de cambios hormonales (deficiencia de estrógenos) que producen una disminución de la secreción vaginal. La presencia del flujo vaginal es muy importante, ya que cumple funciones de autodepuración, y lubricación por lo que su ausencia conlleva la aparición de sequedad vulvovaginal que causa picor y escozor.
  • Por la incontinencia urinaria: la pérdida involuntaria de orina es un problema higiénico-social. Su incidencia aumenta sensiblemente con la edad, siendo un problema frecuente entre la población femenina madura. El potencial irritante de la orina, la humedad casi permanente y la presencia de una importante población microbiana en la zona vulvovaginal puede acabar causando molestias e infecciones.
  • Por estar con tratamiento con antibióticos pues alteran la flora vaginal normal.
  • Por aplicarse duchas vaginales frecuentes.
  • Por permanecer con el traje de baño húmedo por periodos prolongados.

¿Cómo se curan?

El tratamiento será diferente según el microorganismo que causa la infección. Es aconsejable visitar al médico para tener un diagnóstico correcto, puede ser necesario hacer un estudio microbiológico con toma de muestra de las secreciones para poder diagnosticar cuál es el germen que está produciendo la infección y poder tratarla convenientemente.

Más vale prevenir

Existen algunas medidas y buenos hábitos que pueden ayudarte a mantener el equilibrio natural de la zona íntima previniendo la aparición de irritaciones e infecciones vaginales:

  • Escoge ropa preferentemente holgada que permita la circulación del aire.
  • Elige preferiblemente ropa interior de algodón que facilite la transpiración, pues el nailon y demás fibras sintéticas acumulan humedad.
  • Después de nadar en el mar o en una piscina, dúchate y sácate cuidadosamente.
  • Evita permanecer demasiado tiempo con el bañador mojado.
  • Realiza la higiene íntima una o dos veces al día realizando el lavado desde la parte delantera a la parte trasera para evitar introducir en la vulva bacterias del recto. Nunca en dirección contraria.
  • Realiza la limpieza de la zona anal de delante hacia atrás.
  • Utiliza productos para la higiene diaria que no sean agresivos, formulados para la zona íntima.
  • Mantén una buena nutrición e hidratación.

Dra. Jara Velasco - Geriatra. Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
Dra. Jara Velasco
Geriatra. Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES