No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Dolor de pies, un problema de peso

Dolor de pies, un problema de peso
Imagen

Más de la mitad de los españoles sufre dolor de pies asociado al exceso de peso, al calzado inadecuado y a la vida sedentaria

Hasta ahora, los dolores de pies y sobre todo de tobillos los hemos relacionado exclusivamente con un exceso de actividad, pasar mucho tiempo de pie, los tacones, el tipo de calzado y pisar en superficies duras. Sin embargo, los especialistas del pie, reunidos en el último Congreso Nacional de Podología, nos advierten de que las principales afecciones de nuestros pies tienen una relación directa con el peso de la persona y su masa muscular. De hecho más del 50% de los españoles sufren dolor de pies asociado al sobrepeso, al calzado inadecuado y a la carencia de ejercicio.

Este problema podría convertirse en un asunto de vital importancia si se tiene en cuenta la gran cantidad de españoles con sobrepeso. Además, esta dolencia asociada a los kilos de más se da tanto en personas mayores como en niños.

El peso se convierte, por tanto, en un factor que determina el dolor de pies en todas las edades, debido, sobretodo, al gran incremento de los casos de obesidad infantil. No obstante, en el caso de las personas mayores de 60 años, siguen predominando los problemas en los pies relacionados con la artrosis.

Principales problemas

Entre las principales afecciones del pie vinculadas al exceso de kilos figuran:

  • Molestias en los tobillos, como la tendinitis: cuando los tendones encargados de mover la articulación del tobillo y los dedos de los pies se sobrecargan, éstos se inflaman provocando dolor.
  • Inflamación en la parte trasera del pie, inflamación de los ligamentos del pie.
  • Fascitis plantar. La fascia plantar es una banda de tejido, muy similar a un tendón, que empieza en el talón y recorre la planta a lo largo del arco del pie. Si se inflama por soportar una gran tensión provoca dolor en el talón.
  • Sobrecarga metatarsial. Los metatarsos son los huesos largos que desembocan en los dedos. Con los años y el sobrepeso tienden a hundirse provocando un dolor agudo en la planta del pie, como quemazón.
  • Dolor de rodillas. El sobrepeso corporal multiplica por tres la probabilidad de sufrir dolor y desgarros en el cartílago de la rodilla, lo cual resulta invalidante para la persona que lo padece.
Pero, además, hay que prestar especial cuidado:
  • Si se padece diabetes, ya que el sobrepeso empeora los problemas circulatorios en el pie, pudiendo afectar a los nervios del pie, con lo cual se pierde sensibilidad favoreciendo así la aparición de ulceraciones y deformidades propias del pie diabético.
  • Si se tienen problemas óseos, el sobrepeso puede causar incluso fracturas, más frecuentes en el caso de las mujeres tras la menopausia.

Para que tus pies descansen

Está claro que el primer paso es bajar de peso, pero además conviene seguir una serie de recomendaciones:

  • Usa zapatos cómodos. Hay que tener en cuenta que el ancho del pie cambia cuando la persona aumenta de peso, así que es importante dar con la medida justa, ya que los zapatos muy pequeños oprimen e incrementan la presión, mientras que los que son demasiado grandes dejan suelto el pie, éste resbala y fricciona.
  • Utiliza plantillas con los zapatos para tener mayor comodidad, soporte y absorción del impacto al andar.
  • Practica ejercicio, como nadar o caminar. Estos son ejercicios de bajo impacto que fortalecerán tus pies y te ayudarán a mantenerte en un peso adecuado.
  • Estira las piernas con regularidad para conservar los tendones y ligamentos activos.


 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES