No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Noticia SEGG

AUTOEDADISMO

SALOMÉ MARTÍN, COORDINADORA DEL GRUPO DE ÉTICA Y LEGISLACIÓN

AUTOEDADISMO

Cada día se evidencia más el edadismo, no lo suficiente, pero al menos se visualiza, se reconoce, y eso ayuda a identificar los sesgos que, de forma inconsciente, solemos llevar en nuestro sentir, pensar y a veces actuar.

Con los años, en la sociedad que hemos construido, es fácil tener la creencia de que al envejecer no podemos, no somos capaces, no debemos, ya no nos toca y eso se denomina edadismo autoinfligido y responde a la opinión de lo que debe y no debe ser y hacer una persona según su edad, en el fondo es la idea que tenemos del envejecimiento, según nuestra cultura, nuestras creencias y nuestra sociedad.

Frases como: “estoy mayor para …”, “con esta edad mejor no…”, “a mi edad…” cada uno puede rellenar lo que considere en los puntos suspensivos, son sentimientos de edadismo vuelto contra uno mismo. De forma resumida estas ideas son pura auto discriminación, respondiendo a lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida, a lo que nos hemos creído y sentimos como evidente.

Tenemos tan interiorizada la imagen de la vejez (sabios, dependientes, tranquilos, amables, aburridos, pasivos…) que a nosotros mismos nos cuesta darnos cuenta de que estas generalizaciones son al menos improcedentes. No hay límites, ni cosas adecuadas a cada edad, todo depende de cada uno de nosotros, de lo que queramos, podamos, seamos, deseemos y también, de forma importante de lo que el entorno haga por y para nosotros.

Y no hablo por los demás, hablo por mí misma que, últimamente, me he observado con comentarios como “ya soy mayor para…” y cuando me paro a pensar, la conclusión definitiva es…: para nada, porque con mis años y con los que tenga la suerte de vivir, puedo empezar de nuevo, aprender lo que me apetezca, iniciar uno y tres proyectos, planificar mi futuro, decidir qué quiero y quién quiero ser en definitiva hoy, mañana y con 10, 20… años más.

Posiblemente en la sociedad actual no tenemos referentes, los estamos creando en nuestro caminar, es la generación que ahora tiene entre 55 y 75 años, la que está asentando estos nuevos modelos, la que no acepta el “a esta edad…” como lema para todos, la que exige, pide y opina.

Somos diversos desde que nacemos y nos vamos haciendo cada vez más diferentes según experiencias vitales, salud, educación, circunstancias, etc., hasta que morimos, vamos evolucionando y cambiando, por eso ni el contexto ni nosotros mismos nos podemos etiquetar y encajonar.

Leia el otro día varios estudios sobre las consecuencias del edadismo auto inflingido (auto edadismo) y me sorprendían con datos como que las personas con una imagen más negativa y limitante del envejecimiento, tienen una esperanza de vida 7 años menor que las que tienen una imagen abierta y positiva. Interiorizar el estereotipo de persona mayor no es banal.

La sociedad edadista en la que vivimos, no solo afecta a como vemos a personas de otra edad, sino a como nos vemos y percibimos con nuestra edad, por eso nunca repetiremos lo suficiente que la edad no determina nada ni a los 17 años, ni a los 60, ni a los 100. Los estereotipos presentes en la actualidad nos pueden hacer sentir limitados y encasillados.

Es el momento de analizar estas creencias: somos, podemos si queremos, por encima de nuestra edad y sin relación con ella, las barreras no deben ser parte de nosotros, creerse el estereotipo, tanto positivo como negativo, tan solo lleva a una profecía autocumplida.

 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Para enviar comentarios debe estar identificado. Iniciar sesión

¿No tienes usuario?. Regístrate

Ventajas de ser socios de la SEGG
Webinar de la SEGG
PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Grupos de trabajo al día
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
Una movilización global sin precedentes de la Comunidad Geriátrica y Gerontológica para defender los derechos de los mayores.