No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Nota de prensa de Salud y Mente

La soledad es un factor de riesgo para la depresión, el deterioro cognitivo y la mortalidad de las personas mayores

La soledad es un factor de riesgo para la depresión, el deterioro cognitivo y la mortalidad d
Mayte Sancho durante el Congreso

La soledad no es inocua, es un factor de riesgo para la depresión, el deterioro cognitivo, la morbilidad y la mortalidad. Los estudios disponibles sobre  la soledad o fenómenos similares como el aislamiento social, muestran además diferentes variables o factores que se asocian con su presencia, tales como vivir solo, tener mala salud, problemas económicos, falta de oportunidades o encontrarse en fase de duelo.
Según datos publicados, en España hay 1.853.700 personas mayores que viven de forma independiente. Según la Encuesta Continua de Hogares de 2014, del Instituto Nacional de Estadística, últimamente se ha producido un aumento en el número de hogares unipersonales. Los expertos en geriatría y gerontología, que estos días se reúnen en el Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología en San Sebastián, alertan de la gravedad de esta situación y de los serios problemas que puede provocar en la salud de las personas de la tercera edad.  

De los casi dos millones de mayores que viven solos, 368.400 personas tienen más de 85 años, es decir el 42,2%. Además, del total que viven en soledad, el 72,2% son mujeres. Muchos de ellos:

  • Apenas reciben una visita mensual de alguien conocido de su entorno social e incluso, se dan casos, en el que no existen tales visitas.
  • Sufren problemas de salud asociados a la soledad. Además de la depresión, la soledad se relaciona con enfermedades cardiovasculares, hipertensión y demencia. Incluso existe un vínculo muy fuerte con una mortalidad temprana.
  • Tienen problemas ligados a la movilidad y al riesgo de caídas. Los mayores que están solos soportan un mayor peligro de sufrir caídas y, por tanto, fracturas. -Suelen tener más problemas económicos, lo cual repercute en su alimentación, pero también en su higiene.

Pero además, según explica Andrés Losada Baltar, profesor titular del Área de Psicología Clínica de la Universidad Rey Juan Carlos y coordinador del grupo de investigación Cuid-Emos, “la soledad puede verse incrementada a lo largo del ciclo vital por factores asociados a los estilos cognitivos o a la personalidad de las personas o a la ocurrencia de sucesos vitales significativos como, por ejemplo, la jubilación, enfermedades o asumir la tarea de cuidar de un familiar dependiente. Estas circunstancias pueden favorecer la ocurrencia de cambios significativos en las vidas de las personas que, finalmente, pueden provocar la emergencia de sentimientos de soledad”.

En definitiva, nos enfrentamos a una cuestión que, según las expectativas demográficas, va a más y es por tanto fundamental saber cómo enfrentarse a este problema social que influye en la salud y en la calidad y esperanza de vida de nuestros mayores.

En este sentido, Mayte Sancho, directora científica de la Fundacion Matía Instituto Gerontológico, defiende la necesidad de buscar fórmulas para gestionar mejor la soledad y prevenir sus consecuencias negativas, ya que progresivamente se impone como un modo de vida  casi mayoritario en las sociedades modernas. Destaca como imprescindible el papel de la acción voluntaria en el acompañamiento de situaciones de soledad no deseadas.

 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES