No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Talasoterapia: El mar que todo lo cura

Talasoterapia: El mar que todo lo cura

Las propiedades del agua de mar se conocen desde tiempos inmemoriales. Los primeros pobladores del planeta establecían sus asentamientos en las costas o próximos a ellas. Del mar obtenían todo lo necesario para subsistir e incluso la utilizaban como forma de terapia.

El filósofo Platón decía en sus obras: "El mar todo lo cura"; en la mitología clásica, Homero describía a héroes como Ulises utilizando baños de mar para fortalecerse y ya en el siglo XVI el rey Enrique III fue sometido a talasoterapia por el médico Ambrosio Paré, considerado el padre de la cirugía. Pero fue en 1760 cuando surge la obra pionera de la talasoterapia escrita por el médico Richard Russell "Sea water cure", que alcanzó un gran éxito en toda Europa. Este médico observó como los habitantes de la costa de Brighton tenía una mejor salud que el resto de Inglaterra, así empezó a tratar a la familia real y a la nobleza inglesa. Aunque el neologismo "talasoterapia" fue propuesto por La Bonnardiere en 1867 para designar la utilización terapéutica del agua de mar junto con la acción del clima marítimo.

Hoy la talasoterapia consiste en la utilización simultánea, en un entorno marítimo y bajo vigilancia médica, de los beneficios de los elementos marinos (clima, agua de mar, lodos, algas y macro y micro organismos marinos) con un fin preventivo o curativo.

Centros de talasoterapia

En Francia aparece, a comienzos del XIX, lo que podría llamarse el primer centro de talasoterapia y en 1913 se constituyó la “Asociación Internacional de Talasoterapia” que estableció ciertos criterios que aún son requisitos indispensables para cualquier centro de talasoterapia:

  • El centro debe estar emplazado en un lugar de clima marino.
  • Debe trabajarse con agua de mar viva.
  • Debe contar con un personal profesional con supervisión médica.
  • Debe disponer de una infraestructura y equipamiento adecuados para aprovechar los beneficios del mar en la salud.
Solamente quien supere estas premisas oficiales, podrá aspirar a la denominación de talasoterapia.

Componentes curativos

El agua de mar tiene infinitas posibilidades como agente curativo y como prevención de posibles patologías. Por ejemplo, los limos, o más conocidos como barros marinos, poseen un gran contenido en sustancias orgánicas e inorgánicas; las algas marinas contienen vitaminas A, B, C, E, F y K, calcio, hierro, proteínas y minerales y contienen el 70 por ciento del oxígeno de la Tierra.

Además, el agua de mar presenta todos los elementos de la corteza terrestre en composición muy estable: cloro, sodio, magnesio, azufre, calcio, potasio, bromo…, lo que hace que muchas funciones orgánicas puedan ser influenciadas con cantidades muy bajas de estos elementos.

Gracias a las propiedades físicas del agua de mar como la presión, los pacientes experimentan una disminución de su peso corporal que hace que puedan realizar mayor número de ejercicios y durante más tiempo; esto es importante en pacientes con sobrepeso, limitación de movimientos, etcétera.

También, la temperatura del agua ayuda en las contracturas musculares, en la relajación psico-física, en la vasodilatación vascular, etcétera.

Los componentes de este medio acuático se absorben por la piel, lo que mejora la rigidez articular, las contracturas musculares y alivia el dolor.

El agua de mar, además, eleva el nivel del umbral del dolor, con lo que tiene efecto analgésico, antiinflamatorio, relajante muscular y neurorregulador, mejorando los cuadros depresivos por estimulación y mitigando la ansiedad en otros cuadros clínicos por relajación neuromuscular.

El baño marino es estimulante de las funciones orgánicas, metabólicas y endocrinas. Si utilizamos la temperatura, conseguimos modificaciones de los vasos sanguíneos, de la tensión arterial, del ritmo cardíaco y respiratorio, de la nutrición y sobretodo un gran poder sedante, analgésico y regulador del sistema nervioso. En definitiva, el mejor y más armonioso funcionamiento de los diversos órganos y sistemas.

Principales afecciones tratadas con talasoterapia

La mayoría de las patologías pueden beneficiarse de la talasoterapia que ayuda a mejorar la sintomatología y aporta calidad de vida a los pacientes.

La gama de patologías tratadas por la talasoterapia es muy extensa y varía desde la puesta a punto, los tratamientos anti-edad (ansiedad, estrés, mala higiene alimentaria, adelgazamiento, cura antitabaco…), la prevención cardiovascular, las alteraciones metabólicas como la obesidad o la celulitis, la rehabilitación de accidentes o lesiones deportivas, la artrosis, artritis o tendinitis, los trastornos circulatorios como las varices o los edemas, las enfermedades respiratorias (bronquitis crónica, asma, rinitis, sinusitis), las enfermedades dermatológicas como la psoriasis, la dermatitis atópica, los ezcemas o el acné, la odontología, las enfermedades renales, nerviosas digestivas y ginecológicas, entre otras.

Dr. Alberto Cerrada Fdez-Clemente - Especialista en Geriatría e Hidrología Médica. Director Médico del Centro de Talasoterapia Hotel Elba-Estepona.
Dr. Alberto Cerrada Fdez-Clemente
Especialista en Geriatría e Hidrología Médica. Director Médico del Centro de Talasoterapia Hotel Elba-Estepona.
 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES