No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Emociones. Ayudan a vivir

Emociones. Ayudan a vivir

Han constituido uno de los procesos relegados en la historia, al menos gerontológica, hasta hace apenas unas décadas. No les hemos hecho excesivo caso, sin embargo, cuando se habla de emoción, se hace referencia a uno de los grandes pilares de la personalidad junto con otros grandes bloques, como la cognición, la conducta y la motivación.

Las emociones son lo que “colorea y define” nuestra vida. Cuestiones tan importantes como la toma de decisiones, los juicios que hacemos o como aprendemos, están teñidas por las emociones.
A pesar de su gran importancia, en ocasiones son relegadas a un segundo plano.

Las emociones son…

Algo, sin duda, muy difícil de definir. Algunos autores han ofrecido una definición que integra conceptos importantes. “Las emociones son algo que nos ocurre que, “movido” por la presencia de alguna situación interna (algo que pensamos) o externa (algo que nos pasa), que ha sido valorada por el sujeto, dan lugar a una serie de cambios o respuestas”.

Nuestras emociones

Podemos decir que existen seis categorías básicas de emociones: alegría, miedo, ira, tristeza, sorpresa y asco. Aunque han sido consideradas como emociones básicas, existen centenares de emociones, múltiples clasificaciones y mezclas de ellas y cada uno las vive a su manera.
Además, tenemos que tener en cuenta que algunas emociones son positivas (me siento contento) y otras negativas (me siento triste). A esto se le llama el componente cualitativo de la emoción. Por otra parte, toda emoción posee un componente cuantitativo que se expresa mediante palabras de magnitud (de cantidad) (“me siento alegre”, “me siento muy alegre”, “me siento extraordinariamente alegre”), tanto para las emociones positivas como negativas.

Emociones y envejecimiento

Respecto a la influencia de las emociones en lo que recordamos, en nuestra atención, etcétera, podríamos decir que las personas mayores prestan mayor atención y se acuerdan más de aquello que tiene un contenido emocional, ya sea este positivo o negativo. Por ejemplo, a pesar de que la memoria de los mayores muestra un declive, si se les pide que recuerden una lista de palabras, de las cuáles algunas de ellas están relacionadas con las emociones (alegría, felicidad…) y otras no (café, granjero…), recordarán mayor cantidad de las palabras que tienen contenido emocional. En cada momento de nuestro ciclo vital somos más propensos a captar información que nos sea útil para ese momento. Cuando somos jóvenes intentamos captar información novedosa que nos ayude a adquirir conocimientos relacionados con nuestros objetivos como los de conseguir trabajo, vivienda… Por el contrario, a medida que vamos solucionando estas situaciones, priorizamos la búsqueda de información de tipo emocional. El foco de la atención cambia cuando la persona se hace mayor y va percibiendo que le queda menos tiempo en la vida. En estos momentos, intenta captar más información relacionada con las emociones, por ejemplo, la relacionada con la vida en pareja.

En busca de las emociones positivas

Respecto al procesamiento cognitivo selectivo (prestar atención a un tema, desatendiendo a los demás) es un componente de la regulación emocional y por lo tanto es más probable que las personas mayores dediquen su atención y su memoria hacia la información que consideran que mejorará su ánimo. La idea principal es que se utiliza la memoria y la atención para regular la experiencia emocional y que ésta pueda ser satisfactoria. Por estos y otros motivos, los mayores recuerdan mayor cantidad de información de: episodios personales pasados, de las elecciones que han hecho en el pasado, de las experiencias intensas y traumáticas que han vivido, además, existe un efecto de positividad que se manifiesta en diferentes tipos de memoria (autobiográfica, memoria para las elecciones, memoria a corto plazo, visual, etcétera) y utilizan recursos atencionales para favorecer la información positiva frente a la negativa.

A favor de nuestra salud

La existencia de una interrelación entre las emociones y la salud física se está verificando constantemente por medio de estudios científicos. Las emociones constituyen fenómenos psicológicos y fisiológicos que representan adaptaciones a lo que nos sucede, por lo que tienen una implicación en los procesos biológicos ligados a los estados de salud-enfermedad. Las emociones negativas se relacionan con enfermedades como las cardiovasculares, la hipertensión o el cáncer. Por el contrario, las emociones positivas conducen a un estado físico saludable. En lo referente a la relación entre las emociones y los mayores, a la vista de los estudios realizados, se puede concluir que no sólo el dominio cognitivo, sino también el dominio emocional, sufren cambios en el proceso de envejecimiento. Sin embargo, y a diferencia del dominio cognitivo, estos cambios no implican necesariamente un deterioro de las capacidades o habilidades emocionales. Por una parte, el proceso de envejecimiento viene acompañado de un aumento en la experiencia emocional subjetiva de carga positiva y un mayor recuerdo de eventos positivos. Este hecho puede deberse al mayor control emocional que tienen las personas mayores, que lo orientan hacia una mejora en la calidad de vida. Las emociones nos ayudan a vivir de la mejor manera posible, nos hacen vivir la vida no en blanco y negro, sino y como decían en las películas de hace ya algunos años “en technicolor”. Aprovechémoslas.

Dr. Javier Yanguas Lezuan - Doctor en Psicología Biológica y de la Salud.
Dr. Javier Yanguas Lezuan
Doctor en Psicología Biológica y de la Salud.
 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES