No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Infarto agudo de miocardio

Infarto agudo de miocardio

En España, la mortalidad por infarto de miocardio se ha reducido un 32 por ciento gracias a las mejoras en su tratamiento. Para seguir aumentando el dato, es muy importante que aprendamos qué es un infarto, sepamos reconocer sus síntomas y cómo actuar de manera eficaz ante este accidente cardiovascular.

El infarto agudo de miocardio consiste en la muerte de las células del tejido cardiaco por falta de riego sanguíneo, debido a una obstrucción en las arterias coronarias.

Sus causas

Los factores de riesgo que precipitan un posible “ataque al corazón”, y suelen ser modificables, son la hipertensión, tener colesterol alto, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo y la diabetes mellitus. Asimismo, existen otros factores de riesgo que no se pueden modificar, como son la edad, el sexo y la base genética de cada uno.

Algo va mal

Los síntomas del infarto de miocardio se pueden confundir con ciertas molestias como son dolores musculares, indigestión o gases. Ante la duda, no hay que perder tiempo y acudir al Servicio de Urgencias de cualquier hospital, porque cuanto antes sea atendida la persona, más probabilidades existen de que se pueda controlar el daño sufrido. Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor en el pecho, en el brazo izquierdo, en mandíbula, el cuello y espalda, en la parte alta del abdomen.
  • Dificultad para respirar.
  • Ganas de vomitar.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Frío y sudoración.

Consecuencias tras sufrirlo

Si el infarto de miocardio es de pequeña extensión, la persona puede llevar una vida normal siempre que controle los factores de riesgo para evitar un nuevo infarto.
En los casos en los que el infarto es de mayor consideración, puede dar lugar a insuficiencia cardiaca, a veces con congestión pulmonar, así como arritmias ventriculares o bloqueos del corazón que, normalmente, pueden ser controlados con el uso de dispositivos especiales (marcapasos, desfibriladoretcétera), y la toma de medicamentos.

¿Cómo actuar?

  1. Llama al teléfono 112 y sigue las indicaciones del médico.
  2. Si la persona está consciente, espera con ella, asegurándote de que permanece sentada o recostada, y tranquilizándole.
  3. Si está inconsciente, pero tiene pulso y respira la pondremos en posición lateral de seguridad, para evitar que se atragante si vomita.
  4. Si, además de estar inconsciente, está en parada cardiorrespiratoria, hay que realizar de inmediato las maniobras de reanimación cardiopulmonar, que combinan masaje cardiaco externo y una serie de ventilaciones artificiales. Sólo debes realizar estas maniobras si has sido debidamente entrenado.

Ayuda en las unidades de rehabilitación cardiaca

El miedo a volver a sufrir un infarto de miocardio es constante en las personas que se han enfrentado a este percance. Para ellos y para las personas que padecen otros tipos de dolencias de corazón, están concebidas las unidades de rehabilitación cardiaca de las que disponen los hospitales. En ellas, los pacientes aprenden a controlar los factores de riesgo cardiovascular y a poner en práctica hábitos de vida saludables.


 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG