No cerrar sesión

Indique el email con el que se registró y la nueva contraseña que desee tener.

Recibirá un correo para validar el cambio de contraseña.

Condiciones de uso

Reportajes de Salud

Intoxicaciones alimentarias: Aprende a prevenirlas

Intoxicaciones alimentarias: Aprende a prevenirlas

La alimentación es una actividad motivo de disfrute, pero no debemos olvidar que los alimentos también pueden ser el vehículo de enfermedades como son las intoxicaciones alimentarias.

Las enfermedades de transmisión alimentaria constituyen un problema de salud cada vez más importante. La Organización Mundial de la Salud calcula que las patologías diarreicas transmitidas por los alimentos o el agua causan en conjunto la muerte de unos 2,2 millones de personas al año.

Los mayores, más vulnerables

Una intoxicación alimentaria es la manifestación clínica de toxicidad como consecuencia de la exposición a sustancias tóxicas vehiculizadas por alimentos tanto sólidos como líquidos. La intoxicación ocurre después de tomar alimentos contaminados con sustancias orgánicas o inorgánicas que son perjudiciales para el organismo: productos químicos, toxinas que desarrollan ciertos animales o plantas, microorganismos, etcétera.
El grado de intoxicación depende del tipo de organismo ingerido, de la cantidad ingerida y de las condiciones de la persona que lo ingiere. Estas intoxicaciones suelen ser más frecuentes y de mayor repercusión en población de riesgo como son las personas mayores.

Reglas básicas de higiene

Llevándolas a cabo se evitarían la mayor parte de las intoxicaciones alimentarias. Estas reglas se basan en recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud:

  • Consume alimentos que hayan sido tratados o manipulados higiénicamente:
    • Escoge alimentos que sean frescos.
    • Elige los alimentos en lugares de confianza o que hayan sido envasados correctamente, y descarta aquellos que se encuentran en lugares de poca higiene, mal envasados o mal presentados a la venta.
    • Consume los alimentos antes de su fecha de caducidad.
    • No consumas leche cruda.
    • Lava siempre las frutas y hortalizas antes de consumirlas.
  • Asegúrate de la correcta higiene de la persona que va a manipular los alimentos y limpia bien todas las superficies de la cocina:
    • Lávate las manos con agua y jabón antes de manipular los alimentos, especialmente después de haber ido al baño, haber manejado alimentos crudos, materiales sucios o haber tocado animales. También es recomendable lavarse las manos antes de sentarse a comer.
    • Realiza una correcta higiene y desinfección de los utensilios de mesa y cocina para eliminar posibles microorganismos.
    • Lava regularmente manteles, paños de cocinas, bayetas.
  • Cocina correctamente los alimentos:
    • Cocina completamente las carnes, aves, pescados y huevos.
    • El calor es un recurso esencial para eliminar microorganismos. La mayoría de las bacterias mueren por encima de 74 ºC.
    • Consume inmediatamente mayonesas, salsas, crema, etcetera que hayan sido elaboradas en casa.
  • Conserva los alimentos cocinados a temperaturas seguras:
    • Mantén una temperatura adecuada desde la producción, la distribución y el almacenamiento de los alimentos es necesario para evitar el desarrollo de microorganismos. La mayoría de las bacterias no se desarrollan cuando la temperatura está por debajo de los 5 ºC y mueren por encima de 70-74 ºC.
    • Refrigera la comida perecedera en recipientes cerrados.
    • Descongela los productos en el frigorífico, dentro de sus envases o en recipientes.
    • Para regenerar comidas conservadas en refrigeración o congelación, recaliéntalas en el menor tiempo posible, asegurándote de que se alcance en el centro del producto una temperatura mayor o igual a 65 ºC.
  • Evita el contacto entre alimentos cocinados y crudos:
    • Utiliza siempre diferentes herramientas y utensilios de cocina, para el manejo de carnes, aves, pescados y lávalos siempre después de su uso.
    • Los microorganismos peligrosos pueden estar presentes en los alimentos crudos sin que el alimento muestre signos de deterioro.
  • Utiliza sólo agua potable:
    • Consume sólo agua envasada o de la red pública.
    • No bebas agua de pozas o de fuentes no potabilizadas.
    • Para lavar las frutas, hortalizas o hacer hielo, emplea siempre el agua potable.
  • Mantén los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y animales de compañía:
    • Guarda los alimentos en superficies cerradas.
    • En tus excursiones, no dejes nunca los alimentos a la intemperie.
    • Recuerda que los animales pueden ser portadores de gérmenes patógenos y parásitos que originan enfermedades de transmisión alimentaria.

Dra. Carmen de Pablos - Geriatra. Hospital Clínico Salamanca.
Dra. Carmen de Pablos
Geriatra. Hospital Clínico Salamanca.
 
Icono comentarios
Comentarios (0)

Introduzca su comentario.



He leido y acepto las condiciones de uso

PORTAL DE FORMACIÓN
Cursos on-line de la SEGG
BOLSA DE TRABAJO
Bolsa de trabajo de la SEGG
Bimédica - Artículos sobre incontinencia urinaria
PATROCINADO POR SEGG
PUBLICACIONES SEGG
GlobaLLC

SOCIOS COLABORADORES